Lo + leído

18 enero 2008


Capítulo 4: Accio Libros

Los días pasaban en La Tejonera, todo era genial, la familia Weasley le trataba como uno más de la familia. Lo malo eran las noches en la habitación con Ron. La primera noche casi muere del infarto al ver al Coco. Era de noche, entraba poca luz de la luna llena y estaba girado tumbado en la cama hacia la puerta, cerró los ojos y al volver a abrirlos vio un ser horrible, de metro y medio de altura, redondo y azul, lleno de pelo corto, con unos ojos enormes y una nariz grande. Era espantoso y daba mucho mucho miedo. Ron le advirtió de que cerrara los ojos, así el Coco les dejaría en paz. Pero Zanky tenía los ojos muy abiertos, el Coco lo vio y fue corriendo hacia él, Zanky dio un grito y salio corriendo hacia la cocina, a por un cazo. Al rato, cuando Ron bajó a ver qué había pasado, encontró al Coco inconsciente en el suelo y a Zanky con el cazo en la mano. El Coco no volvió a ser el que era desde entonces, ya no salía del ático ni por las noches.

Un día les llegó un loro de parte de Jermayoni, Ron leyó la carta en voz alta:

- Querido Ron, me avisaste de que iríais a rescatar a Zanky y aún no me has dicho cómo está, ya te vale, o sea, llevo toda la semana sin dormir, super preocupada por saber cómo está el pelo de Zanky, y ni eres capaz de mandarme un loro, esta te la guardo.
Por otra parte, el Martes iré con mis padres al Callejón Diagonal, ¿qué os parece si vamos de shopping juntos? ya he quedado con Jana en Gringotts, ¡ah! Jana está muy disgustada con Zanky por ni darle las gracias por enviarle anisetes, está destrozada, más vale que Zanky le escriba diciendo que le va a regalar una diadema super chic.

El Martes siguiente quedaron en ir al Callejón Diagonal, la señora Weasley se vistió con un delantal más decente y el señor Weasley se puso un sombrerito muy gracioso. Todos estaban frente a la chimenea.

- Bien - dijo la señora Weasley - Arthur, dame la pasta, somos... - la señora Weasley comenzó a contar cabezas- siete.

El señor Weasley repartió un galeón a cada uno.

- Bien, siguió la señora Weasley - Zanky cielo, vamos a usar la red flú. Es un sistema de transporte mágico, usamos las chimeneas para viajar, bien cielito, echa tu moneda por la ranura de la chimenea.

Zanky metió la moneda en una ranura fina que había en la chimenea de piedra y salió un ticket de papel.

- Genial, ahora entra en la chimenea.

Zanky entró y una voz dijo "Bienvenido o bienvenida a la Red Flú, por favor, escoja su destino".

- ¿Y ahora qué hago?

- "Destino incorrecto, por favor, escoja su destino"

- Pero qué?...

- "Destino incorrecto, por favor, escoja su destino."

- ¡Que te calles! ¡Qué plasta!

- "Destino incorrecto, por favor, escoja su destino."

- Al Callejón ¿no, tú? - dijo Zanky dirigiéndose a Ron, pero algo extraño pasó, se vio atrapado en un remolino de ceniza (ya podían los Weasley haber limpiado un poco la chimenea) y de repente apareció en otra chimenea.


- "Viaje finalizado, ha llegado al Callejón Nockturn, gracias por usar la Red Flú".

- Oiga, que yo no quería... - No pudo finalizar la frase, algo le empujó hacia fuera de la chimenea.

Zanky se preguntaba dónde estaba, era un lugar lleno de objetos extraños, parecía una tienda o un museo. Miró fuera, por la ventana, y vio a Dracon Malfoy que quería entrar. Zanky se escondió dentro de un sarcófago.

- Vaya, vaya, si es el joven Malfoy... - Un señor viejo y feo salió al mostrador.

- See, solo miraba...

- Si, ya, claro, sólo mirabas... - el señor feo activó un botón bajo la mesa. - pues nada, mira lo que quieras bonico.

Al salir Dracon de la tienda el dueño puso una pequeña televisión en la que salía Dracon escondiéndose cosas bajo los calcetines, se puso a apuntar en una factura lo que se había llevado sin darse cuenta de que un hombre alto, con nariz ganchuda y pelo sucio y graso entró por la puerta.

- Vaya, veo que Dracon Malfoy ha hecho de las suyas...

- ¡Oh! Severus, no te había visto, pues sí, pero ya me lo conozco, después le envio las facturas a su padre.

- See, el repipi de su padre...

- ¿Cómo dices?

- Nada, nada, esto... venía a...

- ¿a empeñar objetos? Severus, siempre vienes a lo mismo, a ver, ¿qué me traes?

El señor de pelo graso vació una bolsa de objetos en el mostrador, y el dependiente comenzó a valorar lo que traía.

- Mmm... por esto te doy tres galeones.

- ¿Sólo tres? venga va, dame cinco por favor, venga, hazlo por mí.

- Venga, cuatro, pero nada más ¿eh?

- Trato hecho, dame, dame, dame, dame.

- Sí, si, ya va, toma, ale.

- Gracias, adiós.

Cuando el tal Severus y el dependiente se habían marchado Zanky se decidió a salir de aquel sitio, todo estaba muy marrano, polvo y telarañas por todas partes, ahí hacía falta un toque femenino que seguro que la señora Weasley podría dar.

Al salir de la tienda todo era oscuro, había gente extraña, echada a perder, Jermayoni se habría muerto al observar esos pelos de loco que llevaban todos. Con túnicas negras con capuchas, comenzaron a rodear a Zanky. Una bruja llevaba una bandeja con uñas humanas y le preguntó.

- ¿Qué te has perdido bonito? dime, te ayudo a cambio de tres de tus uñas...

Algo sonó cerca, como si alguien estuviera empujando a esos magos extraños.

- Perdonen, ¿alguien ha visto en qué dirección se ha ido un chico alto, cachas, moreno...? llevaba la camisa a medio desabrochar y me he dicho, ¿qué carajos? le ayudo a desabrocharla del todo y... ¡¡Eh tú!! loba, aparta tus zarpas de mi Zanky o te arranco los ojos.

Todos se apartaron de Zanky y entonces ocurrió lo que Zanky se temía.

- AYY MI ZANKY MÍRALO QUE MAYOR ESTÁ YA, ainsssss menos mal que has estado con los Weasley, una gente majísima, seguro que Molly te ha preparado unas empanadas riquísimas... por cierto... ¿Y tú qué hacías aquí? este es el Callejón Knockturn, es muy peligroso Zanky, - Tita comenzó a hablar en voz baja- me han dicho que aquí compran niños para hacer potajes. Anda, vámonos de aquí antes de que se nos contagie algo malo... Bueno, dime qué tal el verano... yo he estado de aquí para allá, he hecho un curso de lanzamiento de plato, he estado practicando mucho, afinando la puntería, me salen unos efectos más chulos con el plato, que vamos, igual te piensas que no te da y al segundo siguiente te has quedado sin cuello vamos, calvitos a mí, JÁ!

Atravesaron unas tiendas y llegaron al Callejón Diagon, cerca del banco de Gringotts y de un jardín lleno de árboles que los pitufos estaban podando. Zanky vio a lo lejos a dos niñas correr en direcciones opuestas, dando gritos y montando un numerito delante de toda la gente.

- ¡¡JANAAAAA!!

-¡¡JERMAAAA!!

Las dos niñas se abrazaron y comenzaron a dar saltitos de alegría, después se pusieron a elogiar sus complementos.

- Bah, lo que me faltaba, por dios, es que no la soporto - Tita hablaba mientras sonreía y saludaba a Jermayoni y Jana, que acababan de verlos llegar y venían corriendo como histéricas.

- Zanky, ZANKY!!! Ains, te he echado mucho de menos Zanky, a ver tu pelo, date media vuelta... mmm, bueno, no es tan grave como creía, sólo hemos perdido un par de meses, se puede arreglar, aún me falta ver los pelos de Ronald... Jana tía, acércate que no muerde.

- Ai no, que Sanky no que quiere, que l'he enviao anisete y no m'ha dixo na, ai que mal me siento, ai cuanto daño me hecho Sanky, ai, aiiii que pena ma grandeeeee.

Zanky no sabía exactamente cómo actuar, así que siguió el consejo que le dió Jermayoni por carta.

- Lo... lo siento Jana, es que verás, mis tios no me dejaban ver el correo y... bueno, no me llegaban las cartas, pero no te preocupes, te lo agradezco igualmente.

- Aiii mi Sanky cuanto lo quiero yo, que conste que m'he pasao to el verano con el corasón en un puño porque creía que pasaba de mí, pero ya me quedo má tranquila, ains cuanto lo quiero yo a el - Jana acercó su cara a la de Zanky con los sabios por delante para darle un beso en la mejilla, pero sus labios toparon con acero, el plato de Tita se interpuso en su camino, Jana miró a Tita, Tita miró miró a Jana y a los tres segundos Jana estaba cuatro tiendas más para allá, haciendo como si le interesa una túnica de segunda mano.

A lo lejos se oyó un estruendo, una manada de pelirrojos llegaron corriendo hasta Zanky, Tita y Jermayoni.

- ZANKY, ¿Cómo estás zanky? que pensaba que te habíamos perdido, ya estaba yo planteándome ir a poner un anuncio en la oficina de objetos perdidos en la Red Flú - la señora Weasley abrazaba fuertemente a Zanky- qué susto me he llevado, menos mal, ains Tita mujer, tengo el corazón que comienza a latirme de nuevo, qué susto chica.

- Tranquila Molly, ya ha pasado, no te asustes, ya me he ocupado yo de espantar a esa gentuza que lo acosaba.

- Bueno Tita, cuéntame, ¿qué novedades hay por Hogsmeade?

- Pues chica poca cosa, ¡ah! adivina con quién está saliendo el cachas. ¡Con la hija de la Romualda la pescaora!

- No!

- Si!

- No me digas, con esa fresca?

- Como te cuento, y... - Las dos mujeres se separaron un poco del grupo y siguieron poniéndose al día de sus marujeos.

Jermayoni, Zanky y los Weasley se dirigieron a la entrada de Gringotts, y se reunieron con los padres de Jermayoni, un señor que iba de etiqueta, con un bastón y un monoculo, una señora vestida como una princesa, llena de joyas y un peinado muy trabajado, aparte de un mayordomo y una doncella.

- Venimos a cambiar dinero muggle por galeones, mis padres es que son muggles, cuando terminemos nos iremos por las boutics de shopping - Zanky se acababa de dar cuenta de que Jermayoni tenía el pelo más rubio que el año anterior - ¿vosotros vais a Gringotts?

- Sí, tenemos que sacar algo de dinero - el señor Weasley comenzó a buscar la llave de su cámara.

- Jerma, hijita, ¿te importa que espere aquí fuera a que tu padre y tú hagáis el cambio de divisa? es que dentro hace mucho calor y me ha parecido que me salía una gotita de sudor de la frente, ains querida, ahora me creo lo mal que lo pasas en esa escuela de magia. Jorgito por favor, abanícame.

El mayordomo sacó un abanico y comenzó a refrescar a la madre de Jermayoni.

Zanky descubrió que, efectivamente, los Weasley eran pobres, su cámara estaba más pelada que la cabeza de Ron cuando Jermayoni se la peló el curso pasado.

Al salir del banco y dejar atrás a los pitufos, que habían sospechado que el padre de Jana era un cruce entre un minotauro y un mago por ir vestido de torero, se dirigieron a la tienda de libros Accio Libros, aunque los gemelos y Charlie habían decido ir por su cuenta a comprarse ropa de segunda mano, para evitar que su madre eligiera por ellos, como solía hacer con Ron.

Al entrar a la tienda vieron que había una firma de libros de un tal Gilguero Lojar, un famoso y guapo escritor. La señora Weasley había dejado que Tita fuera a terminar sus asuntos y entró en la tienda, al ver al escritor famoso se quedó embobada con una sonrisita hipnótica, al igual que Jermayoni y Jana.

- ¡Oh! ¿Qué veo? es un pájaro? es un avión? No! es Zanky Potter!! Ven aquí amigo mío, ¿qué tal el verano? ¿Recibiste mi postal desde Kenia? ¿Qué tal tus tios, son majísimos, tienes que pedirles que por favor me vuelvan a invitar a tu casa, me muero por probar la langosta de tu tía.

- Perdone... nos conocemos?

El señor Lojar le dijo por lo bajini: "tú sígueme la corriente Zanky".

Los fotógrafos comenzaron a hacer fotografías, Gilguero Lojar regaló varios libros a Zanky y por fin le dejó escapar mientras el escritor firmaba libros a sus fans.

Por la puerta entró un señor con pelos de loco, rubio y con una pancarta doblada, con él iba su hija, la conocía, era Luna Lovegood, la vecina de los Weasley.

- Quédate aquí Lunita, toma, aquí tienes los galeones y la lista de libros, cuando ya hayas comprado los libros me buscas ahí fuera, estaré frente a la editorial protestando con unos amigos porque se están retrasando en la publicación de la nueva versión de los Cuentos de Beedle el Bardo. No tardes cielito, mua. ¡¡QUEREMOS BEEDLE EL BARDO!! ¡¡QUEREMOS BEEDLE EL BARDO!!

El señor Lovegood salió de la librería y se unió a un grupo de gente que estaba lanzando verduras a la fachada de una editorial de libros.

- Hay que ver este Salemo Lovegood, dejando a su hija aquí sola. Míralo, siempre igual, nunca está satisfecho, siempre reivindicando algo, no me extraña que su revista tenga tanta audiencia, como para no tenerla con el ruido que monta. - La señora Weasley paró de criticar sola, se había dado cuenta de que alguien se le había colado - ¡eh tú, listillo! no te me coles.

El muchacho que se había colado era Dracon Malfoy, se giró hacia Zanky y le dijo:

- Mira a quien tenemos aquí, a mister cabeza cortada, llamando de nuevo la atención por donde quiera que vaya, oi, que está Zanky aquí, corred, vamos a que nos firme en la mano, me das envidía Potter.... esto... quiero decir: asco.

- Tu cara se parece a la de un Jimiwali de Mongolia - Luna parecía mirar el más allá.

- ¿Cómo dices? - Dracon la miró extrañado.

- Sí, un Jimiwali de Mongolia, son unas criaturas extrañas que viven an árboles frutales, son ellos quienes hacen que los melocotones tengan hueso ¿sabes?.

- ¿Qué pasa Potter? ¿ahora te juntas con los de tu mismo estado mental? jajaja. - Dracon abrió la puerta para salir, pero justo antes vio a Ron que estaba luchando por evitar que una estantería llena de libros cayera sobre él, Dracon empujó un poco la estantería y todos los libros cayeron sobre Ron. - Ja, ja, mira que eres tonto Weasley.

- No soy tonto, sólo especial!!

Cuando Dracon salió de la tienda entró el señor Weasley con Charlie y los gemelos.

- ¡Contra! cuánta gente, mejor vámonos, vuestra madre se encargará de los libros...

- Vaya, el excelentísimo señor Weasley comprando libros - Era Severus Snape, el señor de la limpieza del que había hablado el señor Weasley.

- Ya ves Severus, somos cultos, no como tú, ¿te has perdido y has llegado a parar aquí? ¿o estás buscando un libro sobre cómo aprovechar al máximo un cubo de basura?

- Almenos yo no me junto con esa chusma de magos de sangre mezclada - dijo mirando a Jana y a Jermayoni, que estaban en la cola para que Gilguero les firmara un libro.

- Pues no soy yo precisamente el que se pone un mocho en la cabeza.

- ME DIJISTE QUE NO LO CONTARÍAS

- No, te dije que no lo contaría en el trabajo.

- Eres lo peor, Weasley, te crees superior por tener un puesto fijo.

- Sí, bueno, tú también tienes otro puesto fijo... en los baños del Ministerio, por cierto, creo que ya es hora de cambiarte ese mono de trabajo ¿no? tiene más porquería que tu pelo.

- Mira quien fue a hablar, ¿o quieres que le cuente a tu esposa que desayunas dos veces en la oficia?

- Arthur, ya decía yo que esa barriga no era normal, ya hablaremos ya...

- ¡CÁLLATE GORDA!

- A MI MUJER NO LE HABLES ASÍ, PRINGAO

- CHUSMA, QUE SOIS UNA CHUSMA

- Arthur por favor, no me montes un numerito aquí por favor te lo pido Arthur, que no quiero vocear. - La señora Weasley se estaba poniendo nerviosa.

- Y ESTA POR QUÉ SE METE

- VAMOS A LA CALLE, YA VERÁS LO QUE ES BUENO, PRINGAO, QUE ERES UN PRINGAO.

- PRINGAO YO? PRINGAO YO? - Severus estaba muy alterado, pegó un empujón sin querer a Luna y se le cayeron al suelo los libros que llevaba, ella se agachó a recogerlos.

- Vamos a ver ¿QUE NARICES PASA AQUÍ? - Tita acababa de llegar de la calle.

- Es que...

- NI ES QUE NI UVAS MAL PELADAS, u os callais ya o aquí va a caer más pelo que en la peluquería de la Rogelia ¿queda lo suficientemente claro o hay que hacer un ejemplo? - Tita acarició su disco volador, que lo llevaba atado en un cinturón de cuero.

- Si Tita.

- Si señora.

- Y ahora, por favor, ayuda a recoger los libros a la pobre chica, ¡hombre ya! el angelito que no tiene culpa de nada... - Tita obligó a Severus a ayudar a Luna a recoger sus libros y una vez acabó se marchó de la tienda, con su pelo graso.

- Gracias señor desconocido - Luna salió también de la tienda en busca de su padre.

Al rato salieron todos de Accio Libros, Tita hablaba con Arthur, intentaba convencerlo de que no valía la pena discutir con ese pringao de la vida que no tenía ni chabola propia y que se pasaría el resto de su vida solo, amargado y sin un gato siquiera.

Pasaron el resto del día comprando en las tiendas, el mayordomo de Jermayoni estaba cargado de bolsas. Los padres de Jana se subieron en lo alto de unas cajas de madera y montaron un espectáculo flamenco, el señor Jabo comenzó a tocar las palmas mientras su mujer hacía un baile en medio de la calle. Jana acompañaba a su madre con un taconeo y cantando, lo que llamaba la atención de los curiosos, que dejaban limosma, aunque no era esa la finalidad del espectáculo, porque ellos lo llevaban en la sangre. Las limosnas desaparecieron misteriosamente y vieron a Dracon correr callejón arriba con un saco en la espalda.

Al finalizar el día se separaron en el Caldero Chorreante, la entrada muggle al callejón. Cada cual se fue por su sitio y Zanky logró llegar a la Tejonera esta vez sin problemas, lo último que vio Zanky fue a Tita despidiéndose con una mirada sádica de Jermayoni mientras acariciaba su plato.

5 comentarios.

  1. A ver si encontrais cierto parecido :P

  2. Bettynet dice:

    Un comienzo de capítulo genial, con la historia del coco :)

    La señora Weasley sale con un delantal mas decente, juajuajuaaa. Pero es que sigue, con la Red Flu... sale un poco caro viajar, no?? Al callejón, ¿no, tu?? Tiene mucho mas sentido así en realidad. Genial :D

    Qué asquete la tia que le ayudaba a cambio de uñas, se me han puesto los vellos de gallina solo de pensarlo, puaj....

    Jajajaa, cuando el plato de Tita se interpuso entre Jana y Zanky :) Y la protesta del padre de Luna, las explicaciones de Luna, el enfrentamiento con Severus... de donde sacais tantas ideas???

  3. xDDD ¡Tita con su plato! Jaja Aunque me dio lástima Jana xD Me cae bien esa chica
    ¿Quien diría? Tita y Molly chusmeando xD y el señor Lovegood pidiendo el libro de Beedle el Bardo XDD ¡Cómo me reí con eso!
    Y Dracon robando la limosna xDDD ¡Sigaaaan!

    BeSiToS…!

  4. Bettynet dice:

    Jojojoo... estaba releyendo a ver si encontraba el "parecido" ese del que hablábais... y justo estaba pensando en comentar "no doy con el" cuando por fin lo he encontrado :)

    Es el padre de Luna!! Jajajaa.

  5. juanma88 dice:

    Si el parecido lo he visto wiii :feliZ: xDD
    Salemo Lovegood: El padre de Luna, con el nombre muy parecido a alguien que todos conocemos que acaba por llamarse Salem xDD y que le encanta Luna!!!
    Felicidades como siempre!! he prometido empezar a comentar xDD =P

    Un abrazo

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -