Lo + leído

01 junio 2008


Capítulo 5: El Dementor

Era el día 1 de Septiembre por la mañana, la señora Weasley despertó a Tita, que se había quedado dormida en la puerta de Zanky.

- ¡¡ATACA FIFÍ!! ¡¡DÓNDE ESTÁ MI ZANKY!! ZANKYYYYYY Oh, hola Molly, no estaba dormida, estaba haciendo... yoga... y.... FIFÍ sal del dormitorio de Ron, ¡¡¡FIFIIIII!!!

En menos de una hora Zanky estaba junto a todos los Weasley y Tita, montados en coches muggles que el Ministerio de Magia había facilitado para el traslado de Zanky. Una vez en la estación cruzaron sin problemas el muro del andén 7 y medio, después de que Ron dejara su rostro grabado en otros muros que no eran. Pero Tita se quedó esperando nerviosa.

- A ver si llega la Fifí, que el Callejón Diagonal no está tan lejos de aquí para venir corriendo...

Zanky estaba frente al tren que le llevaría a Hogwarts, los Weasley ya habían subido, pero el señor Weasley le detuvo.

- Mira Zanky, no sé si ya sabrás algo... pero corres peligro... Sirius Black te está buscando...

- Si, lo sé, tengo un oído muy fino.

- Uff, menos mal, pensamos que no se nos oy... esto... Zanky, prométeme que pase lo que pase no irás en busca de ese asesino.

- ¿Por qué me lo dice a mí? ya estamos, el Zanky se ha cargado una basilisca y ya tiene que ser un súper héroe anti malos...

- No... bueno, tú prométemelo.

- Que si, que bueno, pobre de él si lo encuentra Tita, tiene el plato muy afilado.

Zanky subió al tren y se reunió con sus amigos, los compartimentos estaban repletos, los dos del fondo estaban custiodiados por alumnos vestidos de negro, posiblemente fuera para los de la mafia de la Susan y el Corleone. Charlie se les cruzó en dirección al departamento de los prefectos.

- ¿Dónde has metido la copa Ron? he mirado en tu equipaje y no la he visto, ¡¡DÓNDE LA TIENES!!! Si, voy enseguida Isre...

Llegaron a un departamento vacío, pero Jermayoni les cerró la puerta antes de entrar.

- Ni loca me siento ahí, huele muy raro... vamos a otro o sea... este me dan arcadas, mira: bbbddduu.

- Mira que eres... ese de ahí tiene un muerto.... - Ron señaló el siguiente departamento, donde había un hombre arropado, recostado en el asiento y con los ojos cerrados.

- Está durmiendo... pero huele bien, mira qué ordenaditas tiene las maletas, me gusta este profesor - Jermayoni se sentó.

- ¿Cómo sabes que es profesor?

- O sea, los profesores huelen a libros, y este... sniiif, huele a chucho, pero no importa, lo pone en su maleta, profesor Lupino, seguro que será para la clase de Defensa... Jana, aquí, ¡¡estamos aquí!!

- Ende luego, anda que me eperai leñe, yo ahí hasiéndote perdía con er movi y anda que la contesta xiquilla, ains que bien se está aquí, Sanky, la boda está planeá pal día 30 de Mayo, en la iglesia de la virge de la Mersé... Eto.... me voy, adió. - Jana salió corriendo y entró Tita.

- Lo que me ha costado de convencer a Fifí para que se fuera al bagón de los animales, caray que rebelde está últimamente esta llama, ¿que no va y me dice que me meta yo ahí con todas esas bestias? está inaguantable... imagino que será la edad... se ha encaprichado de un llamo de Perú, pero ni loca se lo compro... ¡cuánta prisa tiene Jana! ¿Me puedo sentar? gracias - Tita empujó a Jermayoni para sentarse ella y la chica calló al suelo - vaya, se ve que has echado culo monina.

Tita se colgó un pinganillo y se puso un micro en la oreja. Ron estaba sentado al lado del profesor Lupino, aún dormido, junto a Ron estaba Zanky, y en los asientos de enfrente estaba Jermayoni, atrapada entre Tita, Lupino y el cristal del compartimento.

- ¿Queréis galletas? - un ruidito se oyó en la oreja de Tita - ¡¡QUE NO FIFÍ!! como vengas para aquí vas a dejar de usar coloretes en una semana de la guantá que te pego, me tienes harta, HARTAAAAAAA, no hagas que me levante ¿eh? no hagas que me levante o la tenemos, mira que la ten... ALE YA ME HAS HECHO LEVANTAR, TÚ ESPÉRAME QUE TE VOY A DECIR CUATRO COSAS MUY PERO QUE MUY BIEN DICHAS, Zanky, cómete las galletas, ahora vengo, tengo que ir... el lavabo.... - Tita salió del departamento y cerró la puerta - FIFIIIIIIIIII.

Zanky esperó a que hubiera silencio fuera y a que Ron se quitara la mano del profesor que le había caído encima.

- ¿Seguro que está vivo?

- Si, antes le he visto mover una oreja... escuchad - Zanky se puso a hablar en voz baja. - Sirius Black me está buscando a mí, lo oí ayer a tus padres Ron, y el señor Weasley...

- ¿Quién es el señor Weasley? - preguntó Ron extrañado.

"Placa, placa"

- Continúa Zanky por favor - Jerma se estaba comprobando las uñas - como se me haya roto alguna te la cargas Ron.

- y el señor Weasley...

- ¿Que quién es?

"placa placa"

- Como iba diciendo... esto... "papá" me ha dicho que no intente buscarle... la verdad es que tuve mucha suerte de escapar de cuando me secuestró en el autobús...

- Pero... o sea... ¿para qué vas a ir tú en busca de ese hortera?

- No sé... aún así con Tita y Dumbledore en el colegio no creo que corra peligro - por la puerta pasó el Corleone, escoltado por varios miembros de su mafia, les miró y les hizo una seña de cortar el cuello - bueno, no tendré peligro si la Susan no se entera de que su novio es un viva la Pepa.

- Susan, se llama Susan.

"Placa placa"

- Cuántas ganas tenía de pegarte Ron, tres meses hacía, ains... qué bien se queda una, mejor que los baños turcos.

De pronto un gato blanco y con mucho pelo aterrizó sobre la cabeza de Ron.

- ¡¡Croasanito!! no has debido salir de la maleta, aquí no dejan entrar a los animales, espero que no te pillen, pocholada.

- ¿Pocholada? ¡¡me ha demacrado la cara!! esa bestia inmunda es un asesino sicópata.

- Ron te estás ganando dos guantazos... además, no sé para qué ocultas a tu tejón, que no cuela como gorro... eres patético, o sea.

- Pos nadie me ha dicho nada - Ron se quitó al tejoncito de su cabeza y el chivatoscopio que le regaló Ron a Zanky por su cumpleaños comenzó a girar.

- ¿Para qué me regalas esto Ron? no para de girar...

- Es un chivatoscopio, gira cuando hay peligro.

- ¡Oooh! qué peligro, me va a comer un caimán... anda ya Ron, está estropeado...

- Ya estoy de vuelta. - Tita se sentó con cara de muy mal genio - saca inmediatamente a ese gato de aquí Jerma.

- Pero...

- Ni peros ni peras - Tita agarró al gato por el pescuezo y lo sacó al pasillo. - ¿Qué le has hecho a Ron? ¡¡me descuido unos minutos y le desfiguráis la cara!! sicópata, más que sicópata, míralo, lleno de arañazos, la cara roja con marcas de mano... y... sniiif, huele a tí, ¡¡¡cacho perra!!!

Tita pasó la tarde sentada apretujando a Jermayoni contra el cristal del departamento, haciendo punto de cruz. A la hora de merendar llegó la señora del carrito, vendiendo golosinas y dulces, Zanky y Ron se levantaron para pedir.

- Pedidme a mí un caldero de nata sin azúcar y un zumito de la calabaza light chicos, que no me puedo mover. - Jermayoni seguía apretujada contra el cristal.

- Quietos paraos - Tita empujó el carrito y la señora que lo llevaba dio dos volteretas al caer - ¡Oh! disculpe Maria Antonia, a veces no controlo mi fuerza, mire que si la dejo de baja el único día del año en que trabaja usted... - Tita cerró la puerta - No hace falta que os compreis nada, yo he traido la merienda - Tita sacó una empanada de la bandolera - además no me fio de Maria Antonia, vive aquí en el tren, dicen que come carbón, igual te quieren envenenar Zanky, no hay que fiarse.

Zanky y Ron comieron sus trozos de empanada.

- Yo también quiero.

- Tú calla Jerma, que no has querido comprarte nada cuando ha venido la señora del carrito.

- Mi zumito...

- Yo no te he oído, te aguantas, ui, mira, voy a ser generosa, toma este cacho que se le ha caído a Zanky.

- I i iuuu iuu iuuu - el profesor Lupino parecía murmurar en sueños, a la vez que movía una pierna, golpeando a Ron.

- Chhhhst, ya está Lupino, ya está - Tita le rascó detrás de la oreja - buen chico, buen chico... – Tita sacó una foto de su bandolera y la mostró a los chicos – Mirad, es una foto de mis vacaciones, he estado en la Galia, con mi familia, mirad, aquí estamos todos.

Se acercaron a contemplar la foto y vieron a unas diez personas apretujadas para la foto delante de una cabaña de cañas y con pelos humanos colgados de la puerta. Todas las personas que salían en la foto eran idénticas.

- Mirad – Tita señaló a una persona que era bajita, pero idéntica a Tita – esta es mi prima Juli.

- Aam ¿y este del bigote? – Jermayoni señaló en la foto.

- Mi madre.

- Aaam...

- Y esta de aquí – Tita señaló a un arbusto – es mi hermana Mari Flopy.

- ¿Eso no es una planta? – Ron se acercó para verla mejor.

- No, detrás, es que nos ha salido rara la chica, ama la naturaleza, ¡es vegetariana! Si hasta me la quieren encasquetar a mí para librarse de ella...
- Sois muy parecidos todos...
- ¡¡Qué va!! no ves que mi tía tiene el pelo más rizado... y mi prima tiene los párpados más anchos, nah, no nos parecemos ni de espaldas...

La puerta se abrió de golpe y Tita, en un movimiento veloz, agarró por la espalda al chico rubio que había abierto la puerta, lo tumbó en el suelo boca arriba, ella se echó encima para inmovilizarlo y le puso el plato en el cuello.

- ¡¡Identifícate!!

- Soy Dracon Malfoy, cleptómano, hijo de Lucius Malfoy, profesor de Lociones, papáaaaa.

Tita soltó a Dracón, que del sustó salió corriendo casi a gachas.

- Jo, qué susto me ha pegado ese niñato, ui, ¿no faltan galletas? JERMA, ¿has sido tú verdad? me has robado las galletas... confiesa, confiesa o te....

De pronto el tren aminoró de marcha, parecía que habían llegado a su destino, pero no, faltaba la mitad del viaje por recorrer. Cuando el tren hubo parado finalmente se apagaron las luces y Tita abrazó a la persona que tenía al lado, para defenderlo.

- Tranquilo Zanky, no hay peligro, ya verás cómo ha sido Fifí, no debí dejar que viera "Asalto al tren del dinero", no te preocupes, yo te abrazo... Zanky.... ¿Zanky? - Tita palpó el resto de la persona a la que estaba protegiendo - ¡¡Tú no eres Zanky!! ¡¡¡¡¡¡JERMAYONI QUE HAS HECHO CON ZANKY!!!!!! Si sabía que estabas del lado del Black, si es que yo te mato, yo...

- Estoy aquí Tita - dijo Zanky desde el asiento de enfrente.

- Si, claro... esto... chicos, salgo un momento, no me funciona el pinganillo, voy a ver qué ha pasado, no salgais de aquí.

Tita salió hacia la sala de máquinas, en ese momento se abrió la puerta.

- Hola.

- Hola.

- Hola.

- Hola Luna.

- Hola Zanky.

- Hola, voy a sentarme, que tengo miedito, los nargles me han dejado ciega momentáneamente.

Luna se sentó encima de Zanky pensando que era un asiento libre.

- Estos asientos son más cómodos que los míos.

De pronto comenzó el frio y el silencio, se veía algo de luz proveniente de la luna decreciente. Por los pasillos se oían respiraciones irregulares y movimientos de capas agitándose. Una mano huesuda y putrefacta se apoyó contra la puerta para abrirla. La criatura medía unos dos metros, la capa le tapaba el rostro, salvo la parte de la huesuda boca negra. Parecía como si flotara. De pronto Zanky sintió una tremenda tristeza en su interior, recordó todos sus malos momentos con los Dursley, las luchas contra Voldiport, la pérdida de sus padres, las magdalenas perdidas...

El ser se acercó más a Zanky, parecía que quería darle un beso. Zanky cada vez estaba más abatido, pero pensaba en que ese ser era un pervertido que daba besos a desconocidos. Justo antes de que Zanky se desmayara vio que el profesor Lupino se levantaba, creaba una luz plateada y cálida con su varita y el ser con capa salía corriendo por el pasillo, tras oir la voz de Tita gritando "Conguiiiiii".

Zanky se despertó al rato, Tita le puso bien las gafas y le ayudó a incorporarse.

- ¿Qué t'ha pasado Zanky? la Jerma, ¿verdad?

- Ya te lo he explicado Tita - Lupino tenía una voz muy suave - el dementor intentó besarlo.

- ¡Qué majo! a mí nunca me quisieron dar un beso, eso es que les cae bien Zanky.

- Al contrario, lo que quería el dementor era absorverle el alma Tita.

- ¡Anda ya! que a Congui lo conozco muy bien, que es muy cariñoso, fue el guardián de mi celda, ya sabéis, ese que el día en el que salí de Azkaban pidió la baja por depresión, porque no soportaba verme partir... y tú Lupino, te quedas sin huesos si vuelves a asustar a los pobres dementores, que han salido huyendo y no he podido ni saludarlos. ¿Habéis visto lo límpios que tenían los huesitos?

- Tomad chicos, chocolate, os sentará bien.

- A la Jerma ni agua, mírala, arrodillada con la cabeza casi metida en los hombros, con los ojos abiertos mirando uno para cada lado y murmurando "cuadros con rayas, cuadros con rayas", esta está endrogá perdía. Toma Zanky, el chocolate de Jerma.

Zanky se estaba recuperando del efecto del dementor, al igual que Jermayoni. Luna estaba mirando el lugar por el que se había aparecido el dementor.

- Qué triste ¿verdad? me imaginaba a papá Noel más gordito y con ropas más coloridas...

- Lunita, cariño, ven anda, ¿quieres ir a ver la sala de máquinas? está al fondo del pasillo, ve con cuidado. - Tita cerró la puerta dejando a Luna caminando hacia atrás para llegar a la sala de máquinas.

- A ver chicos, ya estamos llegando a Hogwarts, quiero que os prepareis, ponéos las túnicas y dejad el suelo bien limpio, Jermayoni, que no quede ese trozo de empanada en el suelo... y tú Lupino, ¿dónde tienes la correa? ¡¡vamos calle!! ¡¡vamos calle!!

Lupino salió el primero con sus maletas, mirando a Tita con mala cara.

- Este Lupino... qué rancio que es... ¡¡¡¡¡FIFI!!!!! qué te he dicho sobre que no podías estar aquí ¿eh?

Zanky, Ron y Jermayoni salieron del tren, estaban en Hogsmeade, Zanky recordó que no tenía autorización para visitar el pueblo de magos este curso.

- Zanky, yo tengo que llevar a los alumnos de primer año en los botes, pero no pasa nada, ¡¡FIFÍ!! sustitúyeme - Fifí se puso la peluca y a dos patas - oi, perdona querida, no había visto que tu preciosa melena estaba cerca del candil. ¡¡Fuegooo!! fuegoooo, fffff, fffffff - Tita salió corriendo hacia la orilla del lago, con una niña de primero en brazos chillando.

Fifí guió a los chicos hacia un carruaje que no tenía caballos, en él encontraron a Lupino, sentado con sus maletas en perfecto orden.

- Jua -zú

Ron se giró y vió como Fifí, con peluca, desviaba la mirada.

- Jua-zú

- ¡¡¡Fifí!!! - Ron le chilló a Fifí, por lo que la llama le miró con odio y sacó su plato de papel para comenzarle a pegar golpes con él, así se pasó todo el viaje.

- Esta llama, qué mal educada la tiene Tita - Lupino sin querer pegó una patada a Ron. - Ui, lo siento, no sé qué me ha pasado, ha sido como un acto reflejo... no sé... perdona.

Fifí dejó de pelear con Ron y miró a Lupino. Enseguida los ojos se le entornaron e iluminaron, la expresión de Fifí había cambiado del odio hacia Ron al amor hacia Lupino.

Zanky tuvo que pasarse el resto del viaje en el carruaje viendo como Fifí sacaba la lengua insinuándose a Lupino, y viendo como le lanzaba besitos y se tapaba con la peluca, como avergonzada, incluso apoyó una pata en la pierna del profesor.

Al llegar al castillo se reunió en el resto de sus compañeros, Lupino fue hacia los profesores y Fifí hablaba con el pinganillo mientras se dirigía a la choza de Tita, parecía discutir con Tita Hagrid.

- Zanky, Jermayoni, por favor, seguidme - el profesor Turno apartó a Zanky y Jermayoni del resto de alumnos y los condujo hacia arriba por las escaleras mecánicas - Tú no Ron.

- Ah, vale...

Llegaron al despacho del profesor Turno y allí estaba la enfermera de la escuela, que enseguida le metió un termómetro en la boca a Zanky y le examinó los ojos.

- ¿Cuántos dedos ves muchacho?

- Dos

- Bien... ese dementor podría haberte dejado bizco, veamos... bien, no tienes fiebre, toma, chocolate.

- Creo que Jermayoni lo necesita más que yo...

- Que no, que es para tí, ¡TOMA!

Cuando salió la enfermera, sin examinar a Jermayoni, el profesor Turno le dijo que eso era todo, que tenía suerte de estar en perfecto estado tras el ataque del dementor, y le pidió que esperara fuera, tenía que hablar con Jermayoni a solas.

Zanky esperó fuera del despacho, vio a Chito, el polstergueist, atravesar unos muros en dirección al Gran Comedor, donde ahora estaba celebrándose la ceremonia de la Boina Seleccionadora.

Jermayoni salió con una sonrisa de oreja a oreja y tocándose un collar dorado.

- ¿Qué quería?

- Nada, sólo que he conseguido que me concedan el cupo completo de tratamientos de belleza, y me han regalado este collar.... y ahora... - Jermayoni apretó los puños y entornó la mirada - mi archienemiga.

Jermayoni salió corriendo hacia el Gran Comedor. Al llegar abrió la puerta de golpe y vio a la Boina al fondo, a punto de marcharse.

- ¡Tú!

La boina se giró al oir a Jermayoni, estaba un poco distinta de cuando Zanky la vio por última vez partido en dos en el despacho de Dumbledore, ahora llevaba un lacito enorme de color lila.

Jermayoni salió corriendo en dirección a la boina, y la boina en dirección a Jermayoni, todo sucedió muy deprisa. Jermayoni se lanzó sobre la boina, pero esta la esquivó y aterrizó sobre la melena casi rubia de la chica, mordiendo varios mechones, Jermayoni dio un grito parecido al de Hulk y con toda la frialdad del mundo agarró a la boina y la metió dentro de una jarra de agua que había sobre la mesa de Gryffindor. Todos gritaban, la boina se quedaba sin aire y la cara de Jermayoni daba realmente miedo.

Tuvo que intervenir Charlie Weasley, que con un movimiento de mano rompió la jarra de tal forma que nadie acabara mojado, y consiguió separar a Jermayoni y a la boina, ante la atenta mirada de Dumbledore, que en aquella ocasión llevaba una elegante túnica de color rosa pálido con lacitos rojos.

Después de que MacGonagall se llevara a la Boina y de que Jermayoni se relajara un poco en la mesa de Hufflepuff, Dumbledore comenzó su discurso.

- Queridos alumnos, queridas alumnas, cofcofqueridoCharliecofcof, hoy comienza un musculoso curso... perdón, un nuevo curso que nos deparará muchas sorpresas, de primeras, todos los prefectos deberán pasar por mi despacho para hacerles una rueda de reconocimiento, Charlie tú primero por favor. Recordad que el Bosque Prohibido no está permitido para ningún alumno, salvo para tí Charlie, con sólo pedírmelo.... esto... como iba diciendo... Charlie por favor no me mires, que no me concentro. Bien, al cachas, digo... al grano. Este curso hay dos cambios en el profesorado, por una parte el profesor Lupino ocupará el cargo de Defensa, mientras que Tita Hagrid reemplazará a Hest, más conocido como "el manostijeras" como profesora de Cómo Mimar a las Criaturas Mágicas...

Lupino y Tita se levantaron de sus asientos y agradecieron a los alumnos los aplausos. Zanky no se había fijado en que Tita estaba en la mesa de los profesores hasta entonces.

- Ahora vamos a ... Tita... Tita.... jeje, Tita por favor.... ¡TITA! ya.

- Si, lo siento Dumbledore - Tita bajó al fin de la mesa de profesores y dejó de lanzar besos y hacer malabares con el plato. - continúe, ejem...

- Bien, por favor, ¡¡podéis disfrutar de este manjar!!

Las mesas se llenaron de comida, Ron comenzó a engullir sin separar los huesos de los muslitos de pollo.

- ¡¡Por favor!! - Tita alzó la voz - que nadie tire nada, los restos y los huesos dejadlos para el profesor Lupino, que se los terminará más tarde, ¡gracias!.

- ¡¡¡TITA!!! - Lupino le regañó.

- Nada hombre, si no me cuesta nada, es que como veía que tú no te atrevías a pedirlos...

Cuando acabaron de cenar los platos desaparecieron con los restos de comida.

- ¿Qué os he dicho? panda de glotones, a ver qué cena hoy Lupino... estos crios.

- ¡¡TITA!!

- Ah si, la servilleta, ya está, ya está...

- Alumnos... - el director comenzó de nuevo su discurso - este año vamos a tener Hogwarts vigilado desde fuera, una patrulla de dementores - Tita dio un saltito en la silla y miró hacia fuera del castillo por una ventana, con la mirada ilusionada - estarán comprobando la seguridad de la escuela. Pero tened una cosa bien clara, no está en la naturaleza de un dementor ser cariñoso...

- No ni ná

- ... por lo tanto no les déis motivos para atacaros...

- pffff

- ... los dementores son criaturas muy peligrosas.

- Bobadas.

- Y ahora por favor, podéis iros a dormir, seguid a los prefectos hacia vuestras salas comunes, yo acompañaré a Charlie.

4 comentarios.

  1. Anónimo dice:

    El mejor capítulo sin dudar. Desde el momento "Luisma" (ya estamos, el Zanky se cargó a una basilisca no?) hasta la ropa rosa de Dumbledore pasando por la pelea de Jerma y demás.

    ¡Espero el siguiente capítulo!

    Borjalco

  2. Arvisan dice:

    Espero que Tita empieze a tratar mejor a Lupino porque puede llegar a ser su ¿"yerno"? Ron debe sentir celos de Lupino porque Fifí ya empieza a mirar a otro. Está bien el capítulo, ya estoy deseando presenciar una de las clases de Tita y ver al boggart del profesor de lociones, que debe ser genial: fantabuloso. Una vez más, gracias por el nuevo capítulo.

  3. ¡Jajaja! Pasaron tantas cosas divertidas en este cap que de seguro me olvido de comentar algo.
    Me maté de risa con las pistas sobre Lupino que nos da Tita xD Más obvia no puede ser!
    Jerma y la boina siempre me sacan una carcajada ¿Habrá algún solo año en el que no se encuentren?

  4. Bettynet dice:

    Este capítulo es la repera!! Vaya tela, si es que pasa de todo!! Qué poco discreta Tita con Lupino, y cuando contradecía a Dumbledore con la naturaleza de los dementores :) Y Dumbledore que no puede dejar de pensar en Charlie. Y cuando Ron no entendía lo que decía Zanky cuando hablaba del Sr. Weasley??? Ahí no podía parar de reir :D

    Genial, muy bueno, buenísimo :)

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -