Lo + leído

11 marzo 2008


Capítulo 15: Aragorna

El ambiente era raro en Hogwarts, los alumnos siempre estaban tristes, los que más Ron y Zanky, que se sentían vacíos sin Tita en su cabaña y sin Jerma. MacGonagall estaba haciéndose cargo de la dirección del colegio en la ausencia de Dumbledore, los profesores controlaban mucho a los alumnos, que no podían salir de la sala común cuando no estaban en clase.

- Ron, tenemos que seguir a las arañas como nos dijo Tita, vete haciéndote la idea...

- Que no, que no me fio de ellas...

- ¿De qué hablaish xicosh? - Jana llegó y se sentó con ellos, algo raro tenía, usaba el mismo peinado que Jermayoni, el mismo maquillaje y perfume, incluso intentaba ocultar su acento andaluz - ¿osh apeteshe unosh anishetesh lai? shon shin alcohol.

En clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, Lojan se limitaba a decir que el Ministerio era el no va más, y que sin Tita y Dumbledore en el castillo no había de qué preocuparse, incluso estaba enviando a sus abogados para pedir hacerse cargo de la dirección del colegio.

Aquella noche Jana se quedó hablando con una silla en la que había pegado una foto suya, imitaba a Jermayoni, quizás para superar su ausencia. Zanky y Ron se metieron bajo la sábana invisible y salieron de la sala común sin que nadie se enterara. Vieron un resplandor lila por un pasillo y un espectro de un mono se manifestó: Chito se había convertido en un polstergueist.

Al llegar frente a la cabaña de Tita dejaron la sábana y Ron se puso un impermeable.

- ¿Listo Ron?

- Ron listo

Zanky abrió la puerta de la cabaña de Tita, que estaba llena de escombros, y dejó salir a una Fifí con cara de mal genio y mirando de reojo a Ron. Se adentraron en el bosque con luz en sus varitas, persiguiendo las hileras de arañas que iban hacia su interior oscuro.

Zanky iba delante, Ron detrás y Fifí unos pasos por detrás de ellos, moviendo la boca como si almacenara algo, y no apartaba la vista de Ron. A lo lejos Zanky oía alboroto, se aproximaron e iluminó la zona. Un grupo de arañas estaba luchando contra otro de mantis en medio del camino.

-¿Me estas llamando golfa? toma, toma, duele ¿eh araña? - placa placa placa placa placa placa placa y placa - ¡Eh! no vale, tienes ocho patas, ¡¡guarra!! ¡¡toma, toma y toma!! - placa placa placa placa placa placa placa y placa - con que dura de pelar ¿eh? te voy a cortar las patas con dos navajazos como que me llamo Mantiria - placa placa placa placa placa placa laca placa - vale, vale, tú ganas, ¡¡socorro!! ¡auxilio! - placa placa placa placa placa placa placa placa - ¡¡que me dejes!! ¡¡que ya me voy!! ¡¡quítate de encima, auxilioooo!!

Las mantis salieron corriendo despavoridas ante la gran marea de arañas que se adentraba al bosque. Zanky entendía a las mantis, al parecer odiaban a las arañas.

Fifí dio el primer escupitajo a Ron.

- Jua zú!

Después salió corriendo y se escondió tras unas rocas cercanas.

- Jua zú!

Salió de su escondite y fue corriendo detrás de un árbol.

- Jua zú!

Correteó agachando la cabeza hasta esconderse tras unas raíces.

- Jua zú!

Escaló hasta encima de un árbol y se quedó en una rama, esperando a que Ron pasara bajo ella.

- Zanky, yo por ahí no paso.

- No seas tonto, tenemos que seguir a las arañas, y si las arañan van por aquí nosotros también - Zanky siguió caminando y pasó intacto bajo el árbol en el que estaba Fifí, almacenando saliba y apuntando hacia abajo.

- Que no, que no paso...

Zanky siguió caminando, ignorando a Ron, que se vio obligado a pasar bajo el árbol apretándose el impermeable alrededor de la cara.

- Jua zu zu zu zu zu zu zu zu zu - la llama se lanzó con todo su peso sobre Ron - zu zu zu zu zu zu zu!!!!

Por suerte Fifí se asusto de un ruido fuerte que salió del bosque. Ron y Zanky se quedaron quietos y apagaron las varitas, Ron parpadeaba mucho. A lo lejos Zanky vio la motocarro de los Weasley, con las luces escendidas, chocando contra los árboles y con nidos encima de ella, finalmente se alejó.

Llegaron hasta una zona muy densa y oscura del bosque, cada vez había más arañas. Misteriosamente Fifí había dejado de escupir a Ron e iba escondida bajo el impermeable, parecía que sabía a dónde iban.

Se detuvieron frente a una cueva llena de telarañas. Zanky se atrevió a hablar.

- ¿Hola?

De la cueva salió un ruido extraño y pesado.

- Sangreeeeee, huelo sangreeeeee... ¿quién sois?

- Somos... Zanky Potter y Ron...

- Fitipaldi, Ron Fitipaldi! - gritó Ron - vaya a ser que me conozca...

- Somos amigos de Tita Hagrid!!

Algo salió de la cueva, era enorme, de unos tres metros de altura y debía pesar toneladas. Era una criatura de ocho patas, peluda y con colmillos inmensos, aunque con una fea herida en los ojos que posiblemente no le permitían ver. Zanky se fijó en que en cada pata tenía un enorme lacito lila.

- ¿Tita? ¿Tita? ¿dónde está mi Tita del alma? ¡¡con lo que yo te quiero madreee!! dame un besito Tita, ven con tu Aragorna... - Definitivamente la araña estaba ciega.

- No, no está... se la llevaron a Azkaban hace unos días...

- Jalá se pudra la muy plasta de las narices - la araña comenzó a quitarse los lacitos de las patas - ya era hora de que se la llevaran bien lejos a la mal nacida esa.

Zanky notó que Fifí se agachaba mucho, y que Ron no quitaba la cara de asombro que había puesto nada más ver la primera pata salir de la cueva.

- Si, jeje, esto... ¿conoces a Tita Hagrid?

- Si, claro que la conozco, ella es la que está malcriando a mis hijos, hasta tal punto que ya son incapaces de cazar si no se les da la comida en biberón. ¿Por qué la han encarcelado?

- Por considerarla responsable de la opertura de la suit secreta... como hace 50 años.

- ¡No! ella no fue, aunque no pienso testificar a su favor... Tita no abrió la suit. - la araña había acabado de quitarse los lacitos.

- Pero... ella tenía un monstruo... y la expulsaron por ello.

- Si, era yo, soy Aragorna, la araña que hace 50 años cuidaba Tita en una caja de zapatos y me enseñó a hablar, hasta que un día un cachas creía que era yo quien asesinó a aquella chica en el baño, pero nooo, me dejaron ciega con un hechizo, pero yo no hice nada, Hogwarts esconde un monstruo legendario.

- ¿Qué monstruo? - Zanky se giró hacia Ron, su cara de asombro era la misma, se estaba empezando a preocupar, ni siquiera parpadeaba, y Fifí estaba intentado enterrarse para no ser vista.

- Un ser que las arañas odiamos desde siempre. Por esa razón estoy llamando a las arañas del castillo, están en peligro.

Zanky miró hacia arriba y vio un centenar de arañas de un metro de altura haciendo alpinismo con telas de araña, bajando lentamente hacia ellos.

- Esto... ¿ah si? qué mal ¿no? pobres arañitas... con lo majas y bonicas que sois... en fin, ahora mismo nos volvemos para el castillo a ver si podemos matar a ese monstruo, todo sea para ayudaros, con lo buena gente que sois, incapaces de hacer daño a nadie - Zanky dio un paso atrás y sin querer aplastó a una araña - oh oh....

- Ooooh, lo siento, pero como digo yo: los amigos de Tita son mis enemigos, además debo entrenar a mis hijos a alimentarse, que aún no saben cazar...

Zanky vio como las arañas de arriba sacaban lanzas y hachas, dispuestas a cazarlos a Zanky, Ron y Fifí.

- Ron, ¡RON! reacciona Ron - Ron continuaba mirando a la cueva con la misma cara de asombro.

Las arañas estaban muy cerca, dispuestas a lanzarles las armas. Pero una luz cegadora apareció y la motocarro se paró frente a ellos. Fifí fue la primera en subir, Zanky ayudó a Ron a moverse dentro del vehículo. Entonces Zanky comenzó a conducir aquella motocarro, mientras las arañas iban a dos patas y armadas con hachas y lanzas tras ellos.

Unas lanzas casi llegan a Ron, suerte que Fifí lanzó unos escupitajos tan fuertes que consigueron desviar las lanzas de sus rumbos. Aquellos escupitajos debían hacer mucho daño.

Consiguieron salir del bosque sanos y salvos. Ron comenzó a reaccionar.

- ¿Qué? ¿cómo? ¿cuándo? ¿por qué?

- ¿Qué t'ha pasao?

- Pues que me ha dado un lapsus, ¿qué era eso?

- Una araña gigante de Tita, sus cientos de hijos nos han intentado comer pero Fifí incluso nos ha ayudado a escapar con la motocarro.

- ¿Y eso me lo he perdido? - Ron se giró hacia Fifí - ¿de verdad nos has ayudado a escapar Fifí? gracias.

Fifí parecía orgullosa de si misma, pero abrió un poco la boca con forma de una sonrisa cortés.

- Jua zú!

- En tol ojo me ha dao!!!

- Almenos ahora sabemos que no fue Tita quien abrió la suit...

Esa noche Ron soñó con doña patata, como de costumbre, pero Zanky no pegó ojo, estuvo toda la noche pensando en la chica asesinada en el... baño, ¡¡ya lo tenía!! ¡Radio Baño! ¡¡¡Myrtle la Cotilla!!!

3 comentarios.

  1. ¡Genial! El solo hecho de imaginarme a Fifí escondiéndose detrás de distintas cosas para escupir a Ron casi me mata de un ataque de risa xD

    Quien se iba a imaginar el cariño que la araña le tenia a Tita xD Por cierto, me alegro que Chito no haya desaparecido del todo =D

    BeSiToS…!

  2. Arvisan dice:

    Buen capítulo. Esos sueños eróticos de Ron con la sra Patata empiezan a ser preocupantes, debería ir a terapia. Además de que la pobre Fifí le da (a Ron) todo lo que le sale de lo más profundo de su ser. Sería fantástico que Fifí hiciera puntería con el Profesor de Lociones, seguro que se le quedaba el pelo bien fijado. Espero con anhelo el siguiente capítulo.

  3. Bettynet dice:

    Dios mio, cómo se ha ensañado Fifí con Ron, pobrecito. Es especial, pero no se merece tanto, no?? Jajajaaa. Fifí escondiéndose aquí y allá escupiéndole, vaya tela :D

    La pobre Jana, toa desquiciá, pobrecita.

    Y Aragorna, qué falsa!! Se pone los lazos cuando cree que llega tita?? Que fuerte :D

    Esperando el siguiente!!!

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -