Lo + leído

26 febrero 2008


Capítulo 13: El Diario Secretísimo

Jermayoni llevaba días en la enfermería, sus heridas sanaban lentamente, y decía que no recordaba nada a partir de la tercera campanada. Su pelo seguía intacto como en la noche de fin de año, pero llevaba un collarín por los problemas que su peinado le había provocado en el cuello. Todos los días subían las resvistas nuevas a Jermayoni. Jana siempre estaba con ella, y cuando veía aparecer a Zanky le amenazaba con ponerle dos velas negras.

Según el profesor Turno las mandrágoras tardarían poco en madurar, en unas semanas más todos los petrificados podrían ser curados, pero Jana seguía de luto por la Susan, que estaba paralizada en una cama próxima, rodeada de velas y ramos de flores que Jana le había llevado cada día.

De vuelta hacia la sala común de Hufflepuff pasaron frente al baño de Radio Baño, donde Vitch sudaba la gota gorda para encontrar la causa de que los pasillos de aquel piso estuvieran encharcados.

- No comprendo, no hay goteras ni escapes de agua, buscaré en las cañerías más próximas... voy a por el mocho y mi caja de herramientas.

Zanky y Ron entraron a visitar a Myrtle, sabían que el agua salía de aquel baño, la causa era que la Magimix de Tita se había atrancado en el retrete y acumulaba el agua bajo ella. Al entrar vieron a Myrtle escondida.

- No se nada, yo no soy la cotilla, lo juro!! - Myrtle salió con las manos en alto - ¡ah! sois vosotros... pensé que era de nuevo el acosador.

- El acosador?

- Si, alguien entró antes a agredirme con un libro, sería algún perjudicado por mis cotilleos... -Myrtle señaló el libro que había en el suelo, mojado.

- Pero... - Ron comenzó a preguntar antes de pensar - si a los fantasmas no os duele ¿no?

- No, pero a tí tampoco te gustaría tener un tumor cerebral indoloro ¿no? si no duele... - Myrtle parecía ofendida, Ron tragó saliba mientras se tocaba la cabeza. - por cierto... ¿qué te ha pasado en la cabeza?

- Un mono con lacito lila me arrancó los pelos de cuajo...

Zanky se llevó el libro, sentía curiosidad por saber quién había acosado a Myrtle ¿sería el Corleone?

A los pocos días Jermayoni ya estaba de vuelta en la sala común. Zanky le enseñó el libro que había encontrado en Radio Baño.

- ¡Qué va a ser un libro! es un diario, o sea, la diferencia es clara... ¿no se os ha ocurrido secarlo? sigue empapado... ahora vengo - Jermayoni volvió con un secador de pelo, lo encendió tres segundos y el libro se secó al instante - tecnología japonesa, ¿queréis probar? - Jermayoni apuntó a Ron y lo encendió.

- ¡Mis párpados! No los puedo cerrar, ¡se me secan los ojos!

- Mira que eres exagerado, ponte un poco de agua hombre... En fin, a ver... es el diario de un tal Topor Yosvolo Riddly, de hace 50 años... ¿qué hace esta antigualla aquí? puaj! la he tocado!

- ¡50 años! justo cuando se abrió la suit la otra vez... - Zanky se ponía interesante - pero no tiene nada en sus páginas, están todas vacías...

- Deja a la profesional - Jermayoni se arremangó - anda que no habré desvelado cotilleos así... ejem, veamos - sacó un bote de maquillaje - unos polvitos de estos son capaces de revelar hasta la más mínima arruga de la piel, también sirve para el papel, a ver... - las páginas seguían en blanco.

Jermayoni se obsesionó, ningún truco que conocía servía para mostrar lo que las páginas ocultaban, finalmente desistió.

- Eso es que nunca han escrito nada, lo puedes tirar a la basura - Jermayoni se levantó ofendida hacia la entrada del dormitorio de las chicas.

[...]

Los ánimos en el castillo se estaban calmando, ya no se habían producido más ataques. Lojar decidió sacar beneficio a San Valentín anunciando un evento especial para esa fecha. El día D el Gran Salón estaba decorado de rosa. Miles de corazoncitos flotantes entre bandejas de pastelitos de fresa y zumos de fresa, con manteles rosas y burbujas rosadas. Dumbledore disfrutaba como un niño paseándose entre los corazoncitos y comiendo pastelitos de fresa. También habían enanos disfrazados de corazones, con caras de desagrado.

- Dame un corasón... corasón, que quiero probá esos pedasos de pastelón... pastelón - Jana se estaba animando, estaba en su elemento, e iba dando postales a los enanos para que las repartieran.

Zanky decidió alejarse de allí, aquel lugar le provocada arcadas y un yuyu impresionante, pero un enano se plantó frente a él y con mal genio le dió un sobre en el que salía un corazón vestido de sevillana y decía "Pa er má guapo de tos los mursiano, firmao anónima". Definitivamente necesitaba alejarse de allí, encontró a Luna entrando al Gran Salón mientras él salía, y un enano comenzó a perseguir a Zanky, Zanky corrió para que no le pillara pero aquel enano no era normal, con un salto tipo matrix aterrizó sobre Zanky y le cantó una canción:

- ¡Oooh! cada vez que te veo pienso en gusanos de seda comiendo hojitaaaaaas, no puedo olvidar tu sonrisa de sandíaaaa, tienes unos ojos que parecen habas recién cosechadaaaaas.

Zanky se moría de la vergüenza, todos a su alrededor se reían de la canción, y lo peor es que era él el que estaba debajo del enano. Intentó quitárselo de encima y en el intento su mochila se rompió y calló al suelo, un frasco de tinta se rompió y manchó todos los libros que llevaba, incluído el diario de Riddly. Todos intentaron aguantar una sonrisa, pero Luna parecía nerviosa, sonreía, pero su mirada mostraba preocupación.

- Dracon!! devuélveme ese diario!! - Zanky vio como Dracon corría con el diario en las manos - expeliarmus!!

Dracon aterrizó a unos metros de Zanky, que recuperó el diario. En ese momento llegó Charlie gritando "copa!" y todos salieron corriendo en todas direcciones. Dracon pasó junto a Luna y dijo:
- Se ve que tu canción no ha gustado demasiado a tu novio, verdad?

Luna borró su sonrisa y la tranformó en una cara de ensimismamiento, agachó la cabeza y se dirigió al Gran Comedor, donde se puso a jugar con las pompas de jabón rosas.

Zanky entró en clase de encantamientos y se sentó en última fila para que nadie lo viese, aún sentía vergüenza por el numerito, y necesitaba un cubo urgentemente. Sacó sus libros manchados de la mochila pero se llevó una sorpresa al descubrir que el diario de Riddly estaba limpísimo, ya no estaba manchado de tinta como el resto.

Al acabar la clase salió corriendo hacia la sala común de Hufflepuff y se sentó en su cama, sabía que Ron no estaría hasta tarde porque Jermayoni le iba a ayudar a igualarse las patillas con el rotulador rojo, y Ernie llevaba días sin dormir en su cama, posiblemente se hubiera olvidado de dónde estaba la sala común.

Zanky comenzó a escribir en el diario "Maná maná, manáaaa manana". El diario absorvió la tinta y en su lugar apareció "quieres dejar de hacer el tonto?". Zanky palideció, parecía que tuviera el dond e comunicarse con animales y objetos. Escribió "Soy Zanky Potter y tengo 12 años, soy moreno y llevo gafas", el diario le contestó "lo siento, no busco novio". Zanky siguió "conoces algo sobre la suit secreta?", "al fin una conversación interesante, si, sé algo" contestó el diario de Riddly. "Qué sabes?", el diario volvió a escribir "No te lo puedo explicar, pero si quieres ven conmigo a dar un paseo y te lo enseño". Zanky, flipando en colores, notó como el diario lo absorbía hasta formar parte de sus páginas.

Zanky abrió los ojos, estaba en un pasillo de Hogwarts, pero todo en tonos apagados, como en una película de las que le gustaban a tío Vernon. A lo lejos vio un chico de unos 16 años y a un mago anciano, con aspecto preocupado.

- Ains Topor, esto va de mal en peor... acaban de asesinar a una estudiante esta noche.

- Sí profesor Dippet, me he enterado... ¿usted cree que el colegio permanecerá abierto en verano? ya sabe que no tengo donde ir...

- Topor, si esto sigue así Hogwarts tendrá que cerrar sus puertas, no queremos más muertes.

- Y si encontraran al culpable...

- Entonces todo se solucionaría, Topor.

El anciano parecía ser el director de Hogwarts, Zanky no entendía nada, ¿quién había muerto? ¿él? ¿por esa razón se veía transparente y en blanco y negro?, pero no podía ser, él no era una chica.

El joven fue por uno de los pasillos cercanos a Zanky, se fijó en él, era alto, moreno, guapo y cachas, Tita lo hubiera pasado genial acosándolo, y además parecía prefecto de Slytherin. Lo siguió por los pasillos, Zanky pensó que él era el autor del diario, Topor Yosvolo Riddly. Se detuvo en seco.

- ¡Hola Topor! ¿qué tal guapetón? anda, vete a la cama, que esta todo esto muy peligroso hoy.

Era la voz de Dumbledore de joven, Zanky lo vio, con trenzas en el pelo y menos barba, vestido con su pijama rosa.

- Si profesor Dumbledore.

Topor siguió andando por un pasillo mientras Dumbledore lo veía desaparecer. Llegó frente a una puerta cerrada, sacó la varita y la abrió de golpe. Dentro había una niña de unos 12 años, vestida con un traje de gala y con lacitos lilas en el pelo, con cuatro trencitas y cara de no haber roto un plato en su vida. Sujetaba una caja de zapatos con agujeros.

- Lo siento Hagrid, el monstruo debe ser entregado, los padres de la niña muerta vendrán mañana y necesitan una explicación.

- ¡¡No!! no ha sido ella, ella es buena, yo la quiero. - la voz de la niña era muy tierna y parecía a punto de llorar.

- No te lo volveré a repetir, dame al mostruo.

- ¡¡Que no!! - la niña salió corriendo, pero tropezó y calló al suelo, la caja de zapatos se abrió y de ella salió una araña enorme con lacitos lilas en sus 8 patas. - ¡¡Aragorna!!

- ¡Aracturria!

El hechizo de Topor rozó a la araña, y ésta salió corriendo por los pasillos hasta desaparecer.

- Buaaaaaa, buaaaaaaa, me he hecho pupa. ¡¡Aragorna vuelve!! ¡¡Yo te quiero!! - la mirada de la niña cambió, lanzó una mirada asesina a Topor y se lanzó a morderle una pierna.

Zanky sintió como si algo enorme le tragara. Sin darse cuenta dejó los pasillos del castillo y volvió a su cama, con el diario en la mano.

Ron entró de golpe en el dormitorio, mosqueado.

- La última vez que me pongo en manos de Jermayoni, ¡la última! ha intentado igualarme con rotulador las patillas y mira, ¡mira! - Ron señaló su cuello - ¡ahora me llegan las patillas hasta los sobacos!

- ¡CALLA! ya sé quién abrió la suit hace 50 años.

3 comentarios.

  1. Arvisan dice:

    ¡Qué lástima que el diario no estuviera buscando novio! ¡Pobre Zanky, al final se tendrá que conformar con Ron, el gafe y eso si Dumbledore no se lo quita antes!

  2. Lo único que puede tener de inocente Tita es la cara xD ¡Como me reí al imaginármela mordiendo a Topor!

    Sigan chicos! La historia ya es una adicción para mi xD

    BeSiToS…!

  3. Bettynet dice:

    Jajajaaa, la magimix atascó el retrete!! Y qué guasa tiene el diario :) "lo siento, no busco novio". Y la canción de Luna... muy propia de ella, tan tierna :)

    Pobrecita tita, tan pequeñita y dulce.

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -