Lo + leído

15 enero 2008


Capítulo 3: La Tejonera

Ron estaba con la cabeza entre los barrotes de la ventana, intentaba sacarla pero no podía. Zanky se alegró de ver a Ron, se levantó y miró hacia afuera. Había una motocarro con un sidecar volador junto a la ventana, en ella estaban sentados Charlie y Fred, con Ron atascado entre los barrotes.

- ¡No puedo sacar la cabeza! Auxílio, ¿por qué me pasan estas cosas a mí? Me quedaré con una berja en la cabeza de por vida, saldré en los cromos de magos y brujas famosos como el "hombre reja" buaaa, buaaaa - Ron comenzó a llorar.

Charlie dejó el bolante de la motocarro y se dirigió a la reja, se arremangó sus musculosos brazos y agarró los dos barrotes entre los cuales estaba la cabeza de Ron, en sólo unos segundos ya había doblado los barrotes de acero y Ron había conseguido sacar su cabeza.

- Hola Zanky, no te preocupes, ahora te sacamos de esta casa de muggles, apártate de la ventana. - Charlie ató una cuerda en los extremos de la reja, Fred alejó la motocarro y Charlie mordió la cuerda, empezó a estirar con sus dientes hasta conseguir separar los barrotes de la ventana de Zanky, al fin era libre. - Vamos a llevarte con nosotros.

- Gracias chicos, me alegro de veros - Zanky se sentía muy emocionado - pero tengo el resto de cosas abajo, en el baúl.

- No te preocupes - Charlie saltó dentro de la habitación y abrió la puerta con un gancho que sacó de su bolsillo. Al cabo de un rato volvió con el baúl de Zanky en alto, lo lanzó a la motocarro y subió con Zanky, pero Hedwig se quedó en la habitación, gritando.

- DALE A TU CUERPO ALEGRÍA MACARENA QUE TU CUERPO ES PA DARLE ALEGRÍA Y COSA BUENA.

Zanky saltó a la habitación a por la jaula de Hedwig, pero vio a lo lejos a tío Vernon cruzar el pasillo, giró su cuello poco a poco y sus ojos se abrieron, pasó en cámara lenta, soltó el vaso de agua y comenzó a correr, rojo como un poseso, hacia la habitación de Zanky. Zanky estaba aterrorizado al ver a su tío así, pasó a Ron la jaula de Hedwig y se lanzó hacia la motocarro, pero tío Vernon lo estaba sujetando por un pie, Zanky quedó sujeto a la motocarro por las manos. Charlie no podía hacer nada salvo acelerar, al final tío Vernon se quedó con el zapato de Zanky y Zanky con un pie descalzo haciéndose un hueco en el sidecar junto a Ron.

- ¡Anda y que te zurzan! me llevo una magdalena - Zanky sacó de su bolsillo su última magdalena de reserva y se la enseñó a su tío, a lo lejos, y se oyó un "noooooo, esa era de chocolateeeeee" eterno que dejó de escucharse cuando llevaban varios kilómetros de vuelo.

- Ron, que me estás pisando, ay Ron, ¡RON! ¿te quieres sentar de una vez? - Zanky se estaba empezando a poner nervioso al ver a Ron que no se estaba quieto en una motocarro tan pequeña.

- Sí, si, ya, es que no encontraba la pose... ale, aquí me planto.

- Muy bien hermanito, te acabas de sentar encima de la tarta de cumpleaños de Zanky, ya verás cuando se entere la mama. - Charlie seguía conduciendo con sus gafas de motorista, surcando el cielo.

- Zanky, nos preguntábamos por qué no contestabas los loros que te mandábamos, te enviamos varias pero nunca respondías - Fred estaba sentado de espaldas a Charlie.

- Un elfo doméstico me robaba el correo, un tal El Dobby, intentó evitar a toda costa que fuera a Hogwarts este curso...

- ¿Un elfo? buaaah, sólo viven en familias ricas o pertenecen a descendientes de magos importantes... y si quería que no fueras a Hogwarts es que su dueño no quiere verte por allí. - Ron estaba intentando limpiarse los pantalones, llenos de chocolate y nata de la tarta de Zanky.

Mientras hablaban Zanky abrió la jaula de Hedwig, y la soltó para que volara un poco, al ver la libertad Hedwig comenzó a volar y cantar persiguiendo la motocarro voladora.

- LIBREEE COMO EL SOL CUANDO AMANECE YO SOY LIBREEE, COMO EL MAR

- ¿Crees que fue el elfo de Dracon? - Zanky lo intuía.

- Puede ser, los Malfoy son una familia rica, seguro que tienen almenos un elfo... Todo recto detrás del campanario rasss - parecía que a Charlie le gustara hacer viajes con la motocarro.

- Esto... chicos ¿a dónde vamos?

- Vamos a nuestra casa, mi madre no sabe que hemos... hecho uso sin permiso de la motocarro de nuestro padre, pero si no se da cuenta no hay ningún problema, decimos que has venido durante la noche y listo. - Fred parecía experto en explicar teorías.

Siguieron sobrevolando campos de melocotoneros, pequeños pueblos, rios, hasta llegar a una zona boscosa y rural, en la cima de una pequeña colina había una casa destartalada y de varios pisos, ahí aterrizó Charlie la motocarro, la metieron entre todos en el garage y salieron sin hacer ruido hacia la puerta trasera, que deba a la cocina, pero alguien abrió la puerta desde dentro.

- AHORA MISMO ME ESTOY ACORDANDO DE TODOS VUESTROS BIBERONES, si lo llego a saber os mato de hambre de pequeños, así me hubiera ahorrado todos estos disgustos, PEDORROS, que sois unos pedorros. - La señora Weasley era una mujer bajota y regordeta, con el pelo rizado y pelirrojo, un delantal impecable y tenía una revista de recetas en la mano.

Los hermanos se alejaron un poco de la puerta, parecía que conocían demasiado bien a su madre.

- Y tú Charlie, por los panrulos de Merlín, que eres prefecto, a ver si das ejemplo a tus hermanos, mira que escaparos de noche, con la motocarro de vuestro padre... oiiiiii oiiii la que os va a caer, oiiii Charlie, oiiii qué disgusto más grande. Ya estáis tardando en pasar, de uno en uno, RON, ¡pasa! - la señora Weasley dio una colleja a su hijo "placa" - te tengo dicho que te límpies los pies al entrar a casa - FRED, ¡pasa! - "placa"- CHARLIE, ¡pasa! ... agáchate - "placa", Zanky se esperaba el mismo destino que sus amigos, tenía miedo de la señora Weasley - y tú ZANKY, pasa cielo, hay que ver lo que has crecido desde el año pasado ¿eh? ¿quieres desayunar? estaba preparando el desayuno con la MagiMix, me ha dicho Tita que te gustan mucho sus empanadas, me carteo con ella para pasarnos recetas, más maja ella... - La señora Weasley parecía el clon de Tita cuando hablaba de comidas - siéntate tesoro, y vosotros, U OS SENTAIS A DESAYUNAR U OS PEGO UNA COLLEJA QUE OS ESTARÁ PICANDO EL CUELLO UNA SEMANA.

Era incleible que la señora Weasley fuera capaz de dominar a sus hijos, cuando Charlie le doblaba en altura y triplicaba en musculatura.

- Si mama - dijeron los tres a la vez.

- Bueno ¿qué? ¿pensais contarme qué habéis hecho por ahí? ¿o tengo que sacar la apargata?

- Pues... - Charlie comenzó a explicar a su madre - hemos ido a sacar a Zanky de casa de sus tíos, lo tenían encerrado sin poder salir, hay que ver lo salvajes que son los muggles... no pudo ni leer los loros que recibía...

- Pobrecito mío - la señora Weasley acariciaba la cabeza de Zanky - ¿quieres más gachas?

- No gracias.

- Si hombre, toma, cómetelas todas, que seguro que estos delincuentes juveniles no quieren más ¿a que no delincuentes?

- No mama - los tres hermanos inclinaron su cabeza hacia abajo, mirando sus platos vacíos.

La señora Weasley estaba fregando los platos y los hermanos Weasley estaban recogiendo la mesa bajo pena de bofetada. Llamaron a la puerta de la cocina, Zanky abrió la puerta y tras ella había una chica de su edad, rubia y con el pelo largo y liso, sus ojos eran grises y enormes y estaban mirando fíjamente una mariposa que había parada en una planta cercana a la puerta.

- La mariposa está descansando en esa hoja, debe haber volado mucho esta noche, seguro que el sol la ayuda a remontar el vuelo y buscar una preciosa flor de la que beber néctar... - la chica se giró despacio hacia Zanky, clavó sus enormes ojos sobre él, parecía que estuviera mirando hacia una dimensión distinta – Hola

- Ho- hola – respondió Zanky

- Hola – Volvió a decir la muchacha.

- Hola – Zanky seguía contestándole

- Hola – La niña parecía que tenía la mirada en otro mundo.

- Hola... esto...

-Hola

-Quieres algo? – se atrevió a decir Zanky

-Buenos días niño desconocido, venía para pedirle si me podría dar un poquito de azúcar, que a mi padre se le ha acabado y la necesitamos para la leche.

- Esto... si, pasa, supongo...

La chica dio un paso al frente y entró en la cocina de los Weasley, mirando hacia el techo como observando el vuelo de un pájaro que en realidad no había.

- ¡¡Lunita!! ¿cómo estás preciosa? ¿quieres azuquita? tranquila mi amor, Ronnie te dará un cacito, RON - Ron dejó la escoba y fue a por una tacita, la llenó de azúcar y se la dió a la chica.

- Muchas gracias Ron, muchas gracias señora Weasley, son ustedes muy amables, ojalá encuentren muchos nargles para darles felicidad

- Sí, seguro, después los buscamos debajo de la cama - Ron simuló una risita.

- ¡RON! como te pille... Lunita, preciosa, cualquier cosa que necesitéis ya sabes que estamos aquí ¿vale? venga guspísima, que tu padre te estará esperando, vaya a ser que se preocupe por ti, dale recuerdos de mi parte.

- Se los daré señora Weasley, muchas gracias por el azúcar.

Cuando la chica salió y cerraron la puerta Zanky preguntó quién era.

- Es una vecina , vive en la colina de enfrente con su padre, todos locos - Ron parecía que los conocía bastante bien.

- No Ron, no te pases, el señor Lovegood lo ha tenido que pasar muy mal desde que su churri murió hace unos años, ains, qué pena, era amiga mía... y encima la pobre Lunita... su hija, está medio atrasada, vive en su mundo de fantasía... no sé si la aceptarán este año en Hogwarts... me dan penita. - La señora Weasley subió al piso de arriba a hacer las camas.

- No le hagas caso Zanky, lo que pasa es que en esa casa están todos locos.

- ¡RON! Te he oído - gritó la señora Weasley desde arriba.

Se oyeron unos pasos fuera de la casa y la puerta de la cocina se abrió, apareció un hombre pelirrojo, medio calvo, y con aspecto cansado.

- ¡Papi! - Ron se abalanzó sobre su padre para saludarlo.

- Hola Ron, hola chicos, ¿qué tal? buenos días, ¿y vuestra madre?

Del piso de arriba se oyeron pasos rápidos de carrera y la señora Weasley apareció bajando las escaleras corriendo, hasta abrazar fuertemente a su marido y darle un beso de bienvenida.

- ¡¡Churri!! qué bien que hayas venido, bueno, cuéntame algún cotilleo del Ministerio, que si no salgo de casa no me entero de nada...

- ¿Algún cotilleo dices Molly? mmm, déjame pensar, ¡ah! Hoy he ido a la habitación del personal de limpieza y me he encontrado a Severus Snape con un mocho amarillo en la cabeza imitando a Lucius Malfoy, jajaja, quñe risa cuando me ha visto.

- Jajajaja, este Severus, jajaja, qué pringaillo el pobre, jajaja - la señora Weasley subió de nuevo arriba para seguir haciendo las camas - Churri, tienes el desayuno en la MagiMix. GEORGE, arriba, ¡venga! que son las nueve.

Zanky estaba viendo un extraño reloj en el que sólo había una aguja en el que ponía "Ron" y las horas no eran números, eran frases como "Intoxicado", "en peligro de muerte", "A cambiarle el pañal", "SOS", "con Tita", "en San Mungo" y "Gafe", en ese momento la manecilla señalaba "Gafe".

- ¡¡Zanky Potter!! un placer tenerte con nosotros, soy el padre de Ron, nos ha hablado mucho de ti este verano, espero que pases unos buenos días aquí, en La Tejonera, el nombre que le dimos a la casa. - El Señor Weasley estaba muy emocionado.

- Sí señor Weasley, es muy acojeroda, gracias.

La señora Weasley bajó las escaleras junto a George, que estaba en pijama y lanzó una mirada de odio a Zanky.

- A ver, Charlie, Fred, Ron, id al jardín, esta noche han entrado varios gnomos y hay que echarlos, Zanky vete arriba a dormir si quieres, seguro que tienes sueño.

- No, gracias, prefiero ir con ellos al jardín.

- Como quieras tesoro.

Los cuatro salieron al jardín, Zanky vio como algunos arbustos se movían, Charlie se lanzó hacia uno y atrapó un ser en forma de patata con patas que no paraba de moverse.

- Puedes ayudarnos Zanky, es fácil, los atrapas con cuidado, muerden, después los lanzas al aire - Charlie lanzó el gnomo al aire y al caer le dio una patada, mandando al gnomo al quinto pino - y les pegas una patada para echarlos fuera.

Zanky estuvo pateando gnomos un buen rato, algunos atacaban a Ron y Charlie tuvo que ejercer de portero para frenar los ataques. Cuando acabaron Ron insistió a Zanky para que subiera a su cuarto, para que viera cómo era porque iba a dormir en él.

Entraron a la habitación de Ron, al abrir la puerta Zanky casi necesita unas gafas de sol para ver el interior, era todo blanco brillante, tenía posters de un equipo de Quidditch, las sábanas del mismo equipo, la alfombra igual, todo blanco.

- ¿Te gusta? es el equipo de Quidditch del Real Latino, el mejor equipo de Quidditch, su color es el blanco, me encanta... - Ron parecía enamorado de su propia habitación.

En el techo se oyeron algunos ruidos fuertes, alguien había en el ático.

- Ese es el coco, vive ahí desde siempre, es muy escandaloso, pero te acabas acostumbrando a sus visitas nocturnas...

- ¿Tenemos que dormir los dos en tu cama? - Zanky miraba la cama de Ron, era muy estrecha.

- Sí, no te preocupes, cabemos muy bien, que yo sepa no me muevo por las noches.

Quizás no fuera la casa más cómoda del mundo, pero Zanky se sentía en su casa, como nunca había estado en casa de los Dursley. Le gustaba La Tejonera.

3 comentarios.

  1. Bettynet dice:

    Jejeje, muy bueno niños :D Me encanta lo fuerte que es Charlie (babas) las canciones de Hedwig, y cuando la señora Weasley hacía pasar a todos para darles un placa :P Y con esa aparición estelar de Lunita!!

    Gracias!!!

    Postdata: no se si podeis editar, pero aquí urge un cambio de ave: "no pudo ni leer las lechuzas que recibía..." ;)

  2. - LIBREEE COMO EL SOL CUANDO AMANECE YO SOY LIBREEE, COMO EL MAR – xDDD Lo repito ¡Me encanta ese loro! ¡Lo quiero! ¡Mio! xD
    Creo que ya se quien va a reemplazar a Ginny ¿Luna tal vez? Aunque no se si la pelirroja va a aparecer en la historia. Tal vez Jana ocupe alguna de sus escenas.
    Que papel pobre el de Snape xD Me gustaría saber más.

    ¡Sigan asi chicos!

    BeSiToS…!

  3. Gracias por loc omentarios :P

    Gracias Betty, error subsanado (H) es que HL está muy presente en nuestras vidas... jeje.

- Copyright © Zanky Potter - Date A Live - Soporte por Blogger - Diseño por Johanes Djogan - Modificado por Zancaturno -